miércoles, 11 de octubre de 2017

LVII Gran Premio Ciclista San Saturio (Soria)

Una temporada más, un año más, finalizando en casa la temporada ciclista con el más que mítico Trofeo San Saturio. 57 ediciones ya de esta longeva prueba, y esperemos que siga muchas más.

Como siempre la carrera abierta para todas las categorías (Sub-23, Élite y Máster), asi que ¡¡tocaba zurrarse con todos!!
También como siempre la carrera a dos mangas, puntuación y eliminación.

Agónico para todos sin duda, pero especialmente para mi ya que no acabo de pillarle el truco a los criteriums urbanos. Será porque es la única carrera de esta modalidad que corro en toda la temporada, y será porque siempre es mucho más indicado para buenos rodadores entre los que lógicamente no me encuentro.
A todo esto hay que sumarle que ya la temporada toca a su fin y la fatiga acumulada es importante.

Fuimos 36 corredores los que nos dimos cita (5 de ellos sorianos), y yo terminé el 23º de la general combinada, y el 3º mejor soriano. Esta vez un Iván de Miguel intratable, me devolvió la moneda de Fuencaliente, y me hizo imposible repetir el primer premio provincial.
Tuve un bonito duelo con A. Guillorme por el segundo puesto, que se me escapó en la manga de eliminación donde a la salida del giro de 180º me quedé encerrado sin opciones y sin fuerzas para remontar.
Al menos volvimos a subir al cajón para poner broche final al 2017.

Toca un pequeño parón para volver en noviembre a preparar el 2018.

Charlando con el amigo Héctor Perales de Cope Soria.


Clasificación General combinada.

jueves, 21 de septiembre de 2017

Campeonato de España Máster 2017 (Colindres-Cantabria)

Era una de las carreras fijadas en mi mente desde principios de temporada, y más aún cuando descubrimos que la sede sería Colindres (relativamente cerca).
Tenía dudas puesto que las inscripciones van según ránking de la Copa de España (yo no había corrido ninguna prueba) o bien si eras seleccionado por tu comunidad (donde suelen usar los puntos de la Copa Castilla y León. Y sólo había corrido una carrera de Copa).
Finalmente mi preinscripción si obtuvo plaza, tras la renuncia de otros corredores, así que para Colindres nos fuimos con todas las ilusión de participar por primera vez en un Nacional de ciclismo.

La carrera se disputaba sobre un circuito de 14,3km, al que se le darían 8 vueltas para completar así los 114km totales.
La orografía del mismo dejaba claro que sería un circuito bastante rápido, puesto que aunque había una cota de 2,5km y otros dos repechos, no había duras pendientes en ellas.
A mi no me venía muy bien del todo, ya que me cuesta rodar en terreno llano y hubiese preferido más dureza en los repechos, pero al ser revirado compensaba un poco. Por lo que el resultado era toda una incógnita.

A las 15:30 se daba la salida, después de la jornada matinal donde los M-50 y 60 además de los M-40 habían disputado sus carreras.
De inicio multitud de ataques hasta que 11 ciclistas abren hueco, yo ni me enteré ya que incrustado en mitad del pelotón era muy difícil pasar para adelante ante la velocidad a la que rodábamos. Intuía que había un grupo majo por delante ya que en algún giro veías algo a lo lejos. La tensión dentro del pelotón era grande, y tenías que pelear por no ceder posiciones y evitar que un corte en cualquier momento te dejase fuera. El desgaste de las primeras vueltas dio paso a una "tregua" como veis entre comillas... 43,5km recorridos en la primera hora de carrera...

Paso por meta en la segunda vuelta.


A falta de 3 vueltas para el final, con la escapada ya lejos (a 2'37") los ánimos se habían "calmado" algo y pude poco a poco colocarme al frente. Justo al paso por meta en el 5º giro, itenté filtrarme en un corte sin mucho éxito. Habíamos conseguido eso si, enfilar de nuevo el pelotón.
Poco después saltaron delante de mi más corredores, entre ellos "El Puma" (GD Orquín) y decidí arrancar a su rueda. El ataque fue muy duro, pero conseguí aguantar y logramos ahora si abrir un pequeño hueco dirección a Limpias.
Pronto nos dimos cuenta de que nos habíamos ido pero no hubo entendimiento en los relevos, por lo que finalmente volvimos a ser engullidos por el grupo.
A partir de aquí se alborotó demasiado el gallinero al ver que le habíamos quitado medio minuto a la escapada y se sucedieron los movimientos.


Uno de los momentos en los que intenté salir del pelotón.

Personalmente empecé a acusar el esfuerzo de la carrera y en concreto las dos arrancadas que había hecho. Por lo que pasé una siguiente vuelta criminal en la que empezaba a caer hacia cola de pelotón peligrosamente, corriendo el riesgo de quedarme cortado. En este punto la cabeza y la ilusión pudo con el sufrimiento, y poco a poco empecé a rehacerme...
Y menos mal porque el final volvió a ser muy duro. En la última vuelta y media les quitamos casi 2' a los fugados, y mi idea de seguir escalando posiciones en un enfiladísimo pelotón, para colocarme mejor de cara a un posible sprint se quedó en un "aguantar como pueda hasta el final".
La escapada también acusó el desgaste y de los 11 corredores iniciales, llegaron 9 que se jugarían el triunfo. Con el pelotón ya encima a tan sólo 19 segundos, entré dejándome llevar en el puesto 51º general y 34º M-30B.
Una vez no había podido pelear la colocación, y con la victoria para la fuga, no merecía la pena arriesgar más por adelantar 10 o 15 posiciones.
Los campeones de España fueron: Alejandro Santateresa (Automóviles Gomis) en M-30A y Arturo Muñoz (Bobruc Oil) M-30B.

Clasificación general M-30 (58 primeros).


Para finalizar, quiero utilizar este blog para agradecer el apoyo en primer lugar a mi novia Andrea que me acompañó en tierras cántabras, y que como bien saben los familiares de todos los corredores, son largas horas de espera, de incertidumbre, de sacrificar otras cosas por estar ahí... Y también agradecer el cariño y los ánimos de todos los familiares, amigos, conocidos y la gente de mi pueblo (Berlanga) que estuvieron pendientes. Gracias a todos.

martes, 19 de septiembre de 2017

Trofeo Virgen de La Peña (Calatayud)

El pasado 2 de septiembre tuvo lugar una de las pocas carreras que pilla bien cerquita de casa, el Trofeo de las fiestas de la Virgen de La Peña en Calatayud.
Una carrera bastante dura por el terreno en continuo sube y baja y la áspera carretera por la que discurre gran parte de el. Además era campeonato aragonés Máster, y también corrían Élites.

La participación muy alta, 140 corredores y al poco de tomar la salida un puerto que se hacía bastante duro donde se rompió el pelotón en muchísimos grupos.
Yo me quedé en el grupo principal y por delante se habían marchado unos 10 ciclistas, a los que neutralizamos poco después en el descenso.
El ritmo seguía muy fuerte y de los que pudieron contactar en la anterior bajada, la mayoría volvían a perder contacto en la segunda subida que no acababa nunca...
El peltón enfadadísimo con muchos cortes. Delante no quedabamos más que unos 30 ciclistas.
Así hasta a falta de unos 25km a meta donde se fueron por delante  Del Pozo y Portillo.
Después se les unió Larrea y alguno más.
Por detrás en el último alto de montaña lo intenté en primera instancia a rueda de Mikel Nuñez pero no logramos abrir hueco.
Ya entrando en Calatayud me pudo el ansia y solté un buen ataque aprovechando un repecho.
Abrí hueco con facilidad, pero la carretera se perdió la pendiente ascendente y empecé a ver como en el llano ya no podía mantener la distancia,  y detrás venían enfilados a por mi.
Fui cazado poco después a algo más de 1km de meta y casi no me quedaron fuerzas ni para coger la rueda del último de los 19 dorredores que veníamos persiguiendo.
Finalmente entré en meta cerrando el grupo a 1'50" del ganador Del Pozo (Guía Color).

La dureza de la prueba hizo que de los 140 corredores que tomaron la salida, tan sólo 108 consiguieron entrar en meta dentro del tiempo de control. Los últimos corredores en cruzar la meta lo hacían a 22 minutos del vencedor.

Clasificación con los 50 primeros.



miércoles, 23 de agosto de 2017

La Perico 2017

A velocidad de vértigo va pasando el tiempo, y otro verano más como es tradición a los pies del acueducto tomando la salida de la XXIV ciclodeportiva Pedro Delgado.
Como siempre una prueba "top" por la dureza, el recorrido, el ambiente, la organización etc... Además de ser un muy buen entrenamiento para seguir sumando en esto de jugar a ciclistas.

Año a año mejorando, y de nuevo en la salida me presentaba con un punto por encima en mi nivel (veremos hasta cuándo dura esta progresión) como ya sabréis todos los que me seguís y me leéis. Así que tocaba darlo todo para intentar superarme una vez más.


Descenso de La Morcuera.

Un hándicap importante fue una inoportuna tendinitis en el tendón de aquiles, que empezó a molestarme ya el día anterior. Desde la salida con molestias en cada pedalada que fue a más, pero al final el "dolor de patas" en cada puerto es mayor que el de una simple tendinitis, por lo que logras sobreponerte si te mentalizas un poco.
Salida delante para evitar enganchones y ya desde el primer puerto subiendo fuerte para pillar un grupo de cabeza. El problema como de costumbre cuando se trata de puertos largos, que fue imposible seguir a los primeros dado el increible nivel que había este año. Incluso el profesional Omar Fraile (Dimension Data) quiso unirse a la fiesta segoviana.
Pero bueno sabiendo cual es mi sitio, la verdad es que durante toda la marcha tuve buenas piernas y pude demostrarlo parando el crono oficial en 4h 41'. Y clasificándome en el puesto 57º.

Agradecer como siempre a mi novia y a toda la familia segoviana por su apoyo y por hacerme sentir como en casa.

Coronando el Pto. de Canencia.



jueves, 10 de agosto de 2017

IV Trofeo ciclista Fuencaliente del Burgo (Soria)

La carrera de casa, esa que en principio y como el año pasado, iba a ser Vuelta a Soria, y que por la coincidencia de fechas con los Campeonatos de España de profesionales, tuvo que ser suspendida y trasladada a agosto en la modalidad de carrera única.

Carrera especial sobre todo porque en su primera edición (año 2014) fue la primera carrera que logré terminar. Y también por el cariño que le ponen  y el sacrificio que le cuesta a Luco y compañía la organización de la misma.

Este año se modificaba algo el trazado, serían casi 120km con un terreno duro con mucho repecho. Personalmente llegaba bien a pesar de la larga temporada de carreras, y desde el principio intenté colarme en alguna fuga.
Hacia el km 10, salté a rueda del "Expreso de Irún" como le apodan a Joxean Larrea (AC Hoteles) actual campeón de España y que a la postre sería el vencedor de la carrera. Como consecuencia de sus contínuos tirones junto con un compañero que le hizo de lanzador, unos 7 corredores conseguimos abrir un hueco con el pelotón. Pronto llegaba la primera subida al Alto de Alcubilla donde Larrea volvía a arrancarnos una vez más y ni yo ni la mayoría de los escapados (entre ellos el soriano Iván de Miguel) pudimos aguantar el durísimo ritmo.
Justo antes de coronar el alto de montaña fuimos engullidos por el pelotón, momento en el cual atacaba otro ex-campeón de España Alberto Martín "Pispajo" (GD Orgquín) que conseguiría enlazar con Larrea.
El ritmo del dúo cabecero fue tal, que algunos de los que inicialmente habían aguantado los tirones de Larrea, como Mario de Dios (Ciclos García), no pudieron mantenerse con los escapados.

Posteriormente hubo nuevos intentos de fuga en los que volví a probar, pero empezaba a ser complicado escapar del pelotón.

Con este panorama, al equipo de Luco (Ciclos García) equipo local y el más numeroso, le tocó tirar para intentar neutralizar a los dos fugados. La velocidad que pusieron fue muy alta y unida al viento lateral provocaron que se encunetase el pelotón en varias zonas.
Hubo varias situaciones donde pasé apuros, pero me pude sobreponer manteniéndome bien colocado.
La diferencia con los fugados se mantuvo siempre alrededor del minuto, hasta que Ciclos García empezó a tirar la toalla debido al desgaste acumulado.

Pasando algún apuro en el primer paso por Fuencaliente.


Llegados a este punto la carrera empezó a volverse más loca, con múltiples ataques de corredores que lo intentaban en solitario. Entre tanto caída de Miguelín (Norinver) al chocar con una moto de la Guardia Civil, que paró de forma bastante imprevista en el margen izquierdo de la carretera. Pese a lo aparatoso de la caída parecía que no tenía fracturas.

Miguelín coronando en cabeza justo antes antes de la caída. Yo en 5ª posición observando el ataque de dos Overbike, una vez que Ciclos García empezaba a perder fuelle.

Lo que si acabó por fracturarse a raíz de dicha caída fue lo que quedaba de pelotón. Yo tuve suerte y junto con otros 6-7 ciclistas llegué a contactar pronto con la cabeza del grupo.
Ahora si, la carrera estaba finiquitada, solo nos quedaba vigilarnos entre Iván (Moncayo Soriano) y yo para disputarnos el mejor soriano. Pues el resto de paisanos se habían ido quedando descolgados.
La última vuelta fue tremenda, si saltaba Iván salía yo a rueda. Si saltaba yo salía él... El resto del reducido grupo se preguntarían que "coño hacíamos" ya que no me imagino que se percatasen de que el premio provincial estuviese en juego.
Así llegamos a los últimos 4km de carrera, donde aprovechando los repechos finales, el corredor olvegueño se marchó en solitario con muchísima fuerza abriendo un buen hueco. Intenté nuevamente responder al ataque pero iba tan al límite que me resultó imposible... Aquí vi como se acababa el único premio que me quedaba por disputar en la carrera.
Sin embargo varios corredores ante la inminente llegada a meta, comenzaron a arrancar (muchos de ellos para jugarse el pódium de categorías M-40 y M-50) e intenté pegarme a su rueda sacando fuerzas aún no se de dónde. Estas aceleraciones unidas al viento de cara que soplaba en esta zona, provocaron que la diferencia con Iván empezase a caer en picado. Automáticamente viendo el panorama y a pesar del "dolor de patas" el corazón me decía que ¡lo tenía ahí, al alcance! Y me puse a tirar a tope hasta conseguir atraparle a tan sólo 300m de la línea de meta... Con el sprint del grupo ya lanzado, había logrado rebasarle "in extremis" para conseguir mi primer pódium de la temporada.

Clasificación oficial de los primeros puestos.

Felicitar a unos:
Hablando con varios corredores tras la carrera, todos coincidíamos que había sido una carrera durísima pero muy bonita y bien organizada, con lo que quiero felicitar a Luco y resto de organización y a los colaboradores.

Tirón de orejas a otros:
A todos nos parece increíble que una prueba capaz de traer ciclistas y equipos de toda España y de tanto nivel; con lo que cuesta organizar algo así en una provincia tan escasa de empresas que puedan dar apoyo, y que sin embargo a penas tenga repercusión en la prensa provincial. Recordemos: ÚNICA carrera ciclista oficial y federada en Soria, junto con el clásico Trofeo de San Saturio. Ni vimos prensa, ni nada parecido. En definitiva, es un poco triste.

Agradecer a los familiares desplazados, a mi novia (encargada de suministrarme bidones de agua en carrera) y a todos y cada uno de los pueblos por los que pasamos que se echaron a la calle. La gente volcada animando fue increíble.

Los pueblos vibraron con el paso de la carrera. Foto: Daniel Sánchez).