jueves, 8 de octubre de 2015

55º Gran Premio Ciclista San Saturio

Llegó el 5 de octubre donde doy por concluida la temporada 2015 con la tradicional e ineludible cita ciclista para los sorianos: El G.P. Ciclista San Saturio.
Este año caía en lunes laborable, con lo cual el nivel en principio se presumía inferior. Sin embargo los típicos equipos Elite, Sub23 y Máster que tradicionalmente acuden, no faltaron a la cita llegando a los 38 inscritos.
Como es tradición la prueba se divide en 2 carreras (puntuación y eliminación) a cual más explosiva...
En la primera (la de puntuación) 24 vueltas y la lluvia acechando. Comencé bien colocado pero pronto la gente empezó a arrancar para buscar los puntos. El ritmo era infernal de hecho en la primera vuelta ya hubo gente que se quedaba. Mis piernas empezaban a decirme que hoy no era el día. En el 2º paso por meta ya había caído a la cola del pelotón "haciendo la goma" y para colmo empezaba a llover. Al ver el panorama ante la imposibilidad de puntuar y la posibilidad de una caída decidí poner fin al primer asalto retirándome en el tercer paso por meta.
La segunda manga (eliminación) es la que más pesa en la clasificación general final, por lo que el retirarse pronto en la primera siempre te da un punto más de frescura.
Aquí en cada paso por meta se eliminarían los dos últimos y a partir de la 5ª vuelta el último en pasar.
De nuevo perfecto en la salida, y es que tengo esa explosividad que me permite colocarme bien nada más empezar y gracias a ello, me mantuve en la tercera posición en las 3 primeras vueltas. La fatiga que había dejado la carrera anterior se notaba en el personal por lo que me vine arriba... quizás en exceso puesto que en seguida empezaría a notar el derroche inicial.
Esa explosividad de la que hablo es un arma de doble filo, puesto que me permite mantener con facilidad durante unos minutos un ritmo muy muy por encima de mis posibilidades, sin darme cuenta de que realmente estoy firmando mi sentencia . Y es que en cuanto se acaba la mecha te quedas exhausto, el dolor de piernas aparece de golpe, y te manda automáticamente por debajo de tu nivel . Esto no significa otra cosa que de rodar tercero pases a la cola del pelotón en poco tiempo. En la 6ª vuelta había quedado eliminado.

Sobre el mojado asfalto, una vuelta antes de ser eliminado.

En la clasificación final acabé en la posición 17º. Tomaron la salida en ambas pruebas 34 ciclistas y 25 conseguimos acabar.

Clasificación oficial.


Punto y final a mi segundo año consecutivo comprobando, experimentando, sufriendo y disfrutando del ciclismo de competición. Han sido 8 carreras oficiales complementadas con 6 pruebas de las "mal llamadas" cicloturístas (que de turismo tiene poco).